Familias en el aula

Nos encanta que las familias se acerquen a las aulas. Por eso animamos a padres, madres, abuelos…a que nos cuenten su experiencia en un campo que estamos estudiando en clase, nos expliquen su afición o lean un cuento a los pequeños. Los aprendizajes son más relevantes para nuestros alumnos cuando los explica alguien que sabe de lo que nos está hablando porque se trata de su campo de trabajo, o cuando viene de un adulto que no es profesor. Además las paredes de una clase se abren a las experiencias del exterior, y al revés, las familias disfrutan volviendo por unas horas a clase y viendo cómo aprenden y evolucionan los alumnos.

Algunos ejemplos de estas aportaciones del han sido: