Proyecto Pastoral

II)    CLAVES DE NUESTRA PASTORAL

 

 1.     El anuncio de Jesús

Ø  Queremos anunciar al Jesús del Evangelio que se ofrece para dar vida a todos los hombres y mujeres desde el servicio y el amor, la fraternidad, la gratuidad y la predilección por los más pobres.

 2.     La formación de la persona

            Queremos formar personas que, al estilo de Jesús, sean: (cf. PEC)

Ø  Compasivas, libres, responsables y respetuosas de la libertad de los demás. Que se conocen, son conscientes de su fragilidad y se valoran. Íntegras y coherentes consigo mismas, que actúan por convicciones propias. Personas que viven, desarrollan e integran sus emociones, que cultivan y encauzan su inteligencia emocional.

Ø  Que valoran su propia vida y la de los demás, como don supremo de Dios, que exige un compromiso en favor de toda vida humana y cuidado y respeto del medio ambiente.

Ø  Alegres, agradecidas y sencillas. Abiertas al encuentro y al diálogo, a su entorno social y a la cultura de su pueblo. Tolerantes y abiertas a la diversidad de culturas que conforman nuestra sociedad europea y nuestro mundo. Solidarias y comprometidas con los que más lo necesitan. Que fomentan el conocimiento y cuidado de las riquezas naturales, culturales, religiosas y artísticas del entorno en el que viven.

Ø  Con sentido crítico de la realidad que les rodea y del mundo, capaces de dialogar y acoger lo diferente.

Ø  Capaces de regular su propio aprendizaje, creativos, emprendedoras y que valoran el esfuerzo. Con una formación intelectual de calidad que les capacite para el ejercicio de una profesión al servicio de la sociedad.

Ø  Con conciencia moral, capaces de gobernarse a sí mismas, de construir su propio proyecto de vida y comprometerse con él.

Ø  Abiertas a lo trascendente, que cultivan la interioridad y la reflexión, que se cuestionan por el sentido de la vida.

Ø  Esperanzadas, que dan sentido al esfuerzo y valoran los aspectos positivos de la existencia.

Ø  Comprometidas con la justicia, los derechos humanos, la paz y la reconciliación.

Ø  Que conocen la persona de Jesús y su mensaje y tratan de vivir coherentemente con los valores evangélicos. Que saben dar razón de su fe y están abiertas al diálogo con otras creencias.

Ø  Que encuentran en Jesús-Eucaristía el sentido de su vida cristiana en comunión con la Iglesia.

 3.     Pertenencia a la Iglesia

Ø  Iglesia que es pueblo de Dios, abierta al Espíritu, donde cada uno/a, desde su vocación vive en comunión y trabaja por hacer presente el Reino de Dios, aquí y ahora. Una Iglesia dispuesta al diálogo y a la acogida del diferente (Cfr. LG, 16).

Ø  Nuestro colegio es un centro de Iglesia que sigue las orientaciones y los criterios pastorales de la Iglesia diocesana.

 4.     La vivencia de una espiritualidad propia

Ø  Espiritualidad que “educa desde el corazón”.

Ø  Hace de la educación un camino “reparador”, colaborando con Dios en reconstruir todo lo que en la persona está “roto” o dividido.

Ø  Vive la dimensión festiva de la Eucaristía y fomenta las actitudes eucarísticas.

Ø  Valora la oración - adoración y desarrolla la capacidad contemplativa del ser humano.

Ø  Espiritualidad ignaciana.

Ø  Busca a Dios en todas “las cosas”,  para llegar a identificarse con la persona de Jesús y su obra.

Ø  Contempla a María, la primera Esclava, como modelo de apertura a Dios y de cercanía a los hombres.

Ø  Profundiza en la vida y la espiritualidad de Santa Rafaela María como testigo de la fe y modelo a seguir.